Home - Uncategorized - Consejos para hacer Camino de Santiago a Caballo

Consejos para hacer Camino de Santiago a Caballo

Posted on octubre 10, 2019 in Uncategorized

Si quieres hacer la Ruta Jacobea de la manera más tradicional, tal como lo hacían alrededor de la Edad Media, seguramente te aventurarás a realizar el Camino de Santiago a caballo.

En épocas medievales, solo los pudientes realizaban esta travesía en lomo de caballo y aunque con el tiempo esta práctica fue cayendo en desuso, poco a poco se está recuperando esa hermosa tradición.

Para ello debes planificar muy bien  las rutas del Camino de Santiago que vas a seguir y lo mejor será confiar en una empresa especializada en este tipo de expediciones. Pero, por si no sabes cómo será la dinámica si decides usar un caballo como trabajo, te damos algunos consejos.

¿Qué consejos debo seguir para hacer el Camino de Santiago a Caballo?

Te ofrecemos algunas recomendaciones para llevar a cabo de manera exitosa esta experiencia:

Fundamental.

El caballo debe estar en excelentes condiciones de salud y además estar acostumbrado a la compañía. Recuerda que en este peregrinaje se toparán con peregrinos, bicicletas, autos y hasta perros y el caballo no debe sobresaltarse.

El entrenamiento previo es vital.

Se trata de una ruta muy larga y aunque el caballo es un animal fuerte también requiere de descanso. Cada diez días toma la previsión de descansar por un día entero.

Distribuir el peso del caballo.

En atención al anterior consejo, aunque se trate de un animal de mucho aguante, el entrenamiento del peregrino debe incluir tramos donde ande a pie y el caballo se desplace sin cargas.

¿Qué pasa con el caballo mientras duermes?

De acuerdo a lo intrincado del camino el tramo diario no debe exceder de los 40 kilómetros. Si tu alojamiento no tiene la opción de albergar el caballo debes calcular el tiempo que harás solo luego de dejar en caballo en el albergue que le consigas.

Además, al momento de la planificación el tema del alojamiento es primordial. Reserva con suficiente antelación y procura que no sean muy alejados de la ruta, para evitar los kilómetros demás.

El uso de equipo de seguridad es obligatorio.

Debes usar un casco y portar un chaleco reflectante que asegure que otros peregrinos te vean en momentos de lluvia. En la preparación de esta travesía además de un equipo de pequeño auxilio para ti, debe incluir uno para el caballo que contenga gasas, pinzas desinfectantes, entre otros.

También sería recomendable que tuvieras una lista de herreros a lo largo de la ruta, previendo cualquier dificultad.

En resumen, hacer el Camino de Santiago a caballo se convertirá en una experiencia inolvidable si tomas las previsiones pertinentes. Disfrutaras al máximo esta travesía a lomos de caballo a la usanza de la Edad Media.